ARUBA: LO QUE TIENES QUE HACER (Y COMER) EN EL VIAJE QUE TE MERECES EN ESTAS VACACIONES

Transportarte a una realidad perfecta es abrir los ojos sin la necesidad de activar tu alarma, porque sabes que lo que te va a despertar es la emoción del siguiente día. Amanecer con la luz del sol pintando el cielo en la madrugada, con el deseo ferviente de salir y explorar un destino nuevo: Aruba.

Imagina sentir la brisa cálida acariciando tu rostro mientras paseas por playas de arena blanca bañadas por aguas turquesas. Cada paso te lleva más cerca de descubrir la magia de esta isla del Caribe, donde la tranquilidad se mezcla con la aventura y la hospitalidad de su gente te hace sentir como en casa.

En Aruba, cada rincón es una invitación a sumergirse en su cultura vibrante y su naturaleza exuberante. Desde la arquitectura colorida de Oranjestad hasta los paisajes naturales que parecen sacados de un sueño, todo conspira para hacer de cada momento una experiencia inolvidable.

Así que si todavía tienes huecos libres en tu agenda, buscas un destino en el que vivir momentos inolvidables con tus amigas, sola, en pareja o, simplemente, estás deseando conocer esta isla que te conquista cuando la visitas, toma nota porque estas son nuestras recomendaciones a la hora de viajar a la isla feliz.

El lujo de estar en casa

Con los tiquetes listos y el correo electrónico organizado con el mensaje automático de respuesta por vacaciones, el siguiente paso es escoger un buen alojamiento que nos permita disfrutar cómodamente. O todo lo cómodamente que puede permitirnos sus conocidas playas, que sin duda contribuyen a añadir encanto a las fabulosas vistas que se disfrutan por todo el lugar.

El Radisson Blu Aruba cumple con estos criterios sobresalientemente, principalmente por su cercanía a la playa, situada a solo cinco minutos a pie. Este atractivo hotel de categoría 4 estrellas apuesta por tonalidades vibrantes y una piscina con vistas al mar, diseñadas para ofrecer estadías encantadoras tanto en áreas compartidas como en sus elegantes habitaciones.

Visitas obligadas

Imagina un día lleno de serenidad y aventura en la hermosa isla de Aruba que perfectamente puede comenzar temprano con una caminata de meditación en Alto Vista, un lugar sagrado que emana paz y tranquilidad en las primeras horas de la mañana. Con cada paso, te sumerges en la atmósfera serena y contemplativa mientras el sol se eleva lentamente sobre el horizonte caribeño.

Después de nutrir tu espíritu en Alto Vista, la emoción puede seguir en el mar. Una excursión con Blue Parrot Private Sailing para bucear y explorar los vibrantes arrecifes de coral. Para continuar con la conexión con la naturaleza, una de las paradas infaltables es la granja de mariposas local. Aquí, te encuentras rodeado de un espectáculo de maravillas al observar de cerca las diversas especies de mariposas que revolotean a tu alrededor. Es un recordatorio encantador de la belleza y la fragilidad de la vida natural.

Para una experiencia aún más única, el SUP Yoga en Vela. La tarea consiste en equilbrarse sobre una tabla de paddle guiado por un instructor experto, realizas posturas de yoga que te conectan con el flujo del agua y el ritmo calmante de la isla.

Cocina arubeña: rica y familiar

Otras propuestas que merece tener a mano a la hora de visitar la isla, y decantarnos por los clásicos de la cocina del Caribe son:

Papiamento: situado en una mansión histórica rodeada de exuberantes jardines tropicales, este restaurante ofrece una experiencia culinaria única. Desde la cazuela de mariscos con finas hierbas hasta los filetes asados al horno y la parrilla, cada plato es una obra maestra que combina sabores locales con técnicas culinarias exquisitas. No es solo un restaurante; es un tributo a la rica historia de Aruba y a su fusión única de influencias culturales. Aquí, entre antigüedades holandesas y el encanto tropical una cena puede ser la mejor opción.

Hadicurari: en el centro de Palm Beach, este lugar brinda un ambiente idílico para una cena caribeña o un almuerzo informal. Es posible disfrutar la sensación de la arena bajo tus pies, la brisa suave acariciando tu cabello y el susurro de las palmeras, mientras comes una ensalada de mariscos o por qué no, una pizza de la casa.

Caya House: ubicado en el corazón de la isla, este establecimiento no solo ofrece delicias culinarias sino también la oportunidad de aprender el arte de crear cócteles memorables. El curso de mixología en Caya House es una introducción fascinante al mundo de las bebidas artesanales. Desde la mezcla perfecta de rones locales hasta la creación de combinaciones únicas de frutas tropicales, cada paso del proceso es una invitación a experimentar y disfrutar. Este restaurante, con su ambiente acogedor y elegante, combina influencias culinarias locales con técnicas modernas de cocina.

Un gusto al paladar

Pero no solo de sol y mar se alimenta el alma veraniega y vacacional, si visitamos la isla no podemos dejar de acercarnos a una de las experiencias gastronómicas más premium que se han convertido en una visita obligada.

Se trata de Infini, que es mucho más que un restaurante; es una experiencia gastronómica de lujo que cautiva todos los sentidos. Desde el momento en que entras, te sumerges en un oasis de privacidad y exclusividad, ideal para aquellos que buscan una cena memorable.

El menú de Infini presenta una deliciosa variedad de platos preparados con precisión y creatividad. La experiencia culinaria de 8 tiempos no solo promete deleitar el paladar, sino también cautivar la vista y estimular la imaginación. Cada plato es una obra maestra culinaria, preparada con ingredientes frescos y presentada con elegancia frente a los comensales, creando un espectáculo gastronómico que eleva aún más la experiencia. Aquí, la comida se convierte en una forma de arte, donde cada bocado cuenta una historia de habilidad culinaria y dedicación al detalle.

2024-07-06T00:05:13Z dg43tfdfdgfd