EN ALGARROBO, MAGDALENA ABRE SUS PUERTAS EL PRIMER MUSEO INDíGENA CHIMILA

El museo busca seguir impulsando el turismo y la economía en este municipio.

En el norte del departamento de Magdalena, específicamente en el municipio de Algarrobo, se ha inaugurado el Museo Municipal Ette Ennaka, un homenaje a la rica historia y cultura de los indígenas chimilas que han dejado una huella en esta parte del departamento.(Además:El 31 % de la operación del Puerto de Barranquilla será con energía solar)

Este nuevo atractivo se suma a las estaciones de la ruta Agro-ecoturística, consolidando a Algarrobo como un destino turístico en crecimiento.

La alcaldesa de Algarrobo, Licet Prieto Montejo, destacó la importancia de aprovechar los recursos naturales, geográficos e históricos del municipio para impulsarlo como un lugar de llegada de visitantes nacionales y extranjeros.(También:Universidad del Magdalena construirá sede en resguardo indígena de la Sierra)

“El museo se enfocará en dos aspectos: arqueología urbana y la historia de los indígenas chimilas que han contribuido significativamente a la identidad local”, explicó la mandataria municipal.

El museo se enfocará en dos aspectos: arqueología urbana y la historia de los indígenas chimilas que han contribuido significativamente a la identidad local

También detalló que los visitantes tendrán la oportunidad de explorar los avances tecnológicos de la cultura algarrobera y sumergirse en la historia de los indígenas Chimilas. “El museo exhibe materiales como morteros, hachas, cerámica, urnas fúnebres y réplicas de esqueletos humanos pertenecientes a los indígenas Chimilas que poblaron la región.Además, en entorno ofrece un espacio amplio y atractivo rodeado de vegetación, donde los visitantes pueden apreciar esculturas que representan la cultura algarrobera” sostuvo Licet Prieto. (Lea:‘Barranquilla ha sido la única que ha invertido en este proceso’: Jaime Pumarejo)

En este sitio destacan una escultura de una indígena Chimila, un monumento al folclor vallenato con un campesino tocando acordeón, y un bocachico, símbolo del humedal Chimila y el río Ariguaní, elementos clave del patrimonio hídrico y ambiental de la región.

Licet Prieto, la alcaldesa municipal, enfatizó que este museo busca no solo preservar la riqueza cultural sino también generar oportunidades de negocio para los pobladores locales.

Por Roger Urieles

Para EL TIEMPO Santa Marta

En X: @rogeruv

2023-11-21T15:36:51Z dg43tfdfdgfd