ES DE ESTADOS UNIDOS, VIVE EN EUROPA Y REVELó LA COSTUMBRE A LA QUE NO SE PUEDE ADAPTAR

EEUU

Es de Estados Unidos, vive en Europa y reveló la costumbre a la que no se puede adaptar

Una estadounidense señaló algunas diferencias marcadas que observó entre los estilos de vida.

redacción

Brooke Black, una mujer originaria de Estados Unidos que vive en Dinamarca compartió algunas observaciones interesantes sobre las diferencias en las vacaciones de verano entre ambos países. Mediante su publicación, dejó claras varias diferencias culturales y una en particular a la que le cuesta trabajo adaptarse.

En Dinamarca, las vacaciones escolares de verano tienden a ser más cortas que en Estados Unidos, donde suelen durar aproximadamente 10 semanas, contó la expatriada en diálogo con Business Insider. En contraste, en el país nórdico, las vacaciones estivales son generalmente de seis semanas, lo que puede ofrecer un ritmo más balanceado y menos estresante para las familias. A pesar de que lo valoró como una virtud, aseguró que le cuesta acostumbrarse a eso por sus tradiciones arraigadas.

Una de las diferencias más notables es la actitud hacia el tiempo libre y la desconexión del trabajo. En Dinamarca, existe una fuerte cultura de separación entre la vida laboral y personal. Es raro que los empleados trabajen en las noches o fines de semana, lo que contribuye a una mayor satisfacción y menos estrés, algo que no siempre es común en Estados Unidos, donde muchas veces se espera que estén disponibles fuera del horario laboral, comparó en el citado artículo.

Además, el sistema educativo danés tiende a ser menos competitivo en comparación con el estadounidense. Allí, según opinó la mujer, el enfoque está más en el bienestar y el desarrollo integral de los niños en lugar de en los logros académicos y las calificaciones, lo que permite a las familias disfrutar de un verano más relajado sin la presión de actividades extracurriculares intensas o campamentos especializados.

¿Cómo usan el tiempo libre las familias en Estados Unidos y Dinamarca?

Otra diferencia significativa es el uso del tiempo de vacaciones por parte de las familias. Las familias danesas suelen pasar tiempo al aire libre, haciendo picnics y disfrutando de la naturaleza, mientras que en Estados Unidos, las actividades familiares suelen ser más estructuradas y pueden incluir campamentos de verano y programas deportivos intensivos, en donde los niños pasan el receso alejados de sus padres, según indicó Brooke Black en su artículo publicado en Business Insider.

En resumen, aunque las vacaciones de verano en Dinamarca son más cortas, ofrecen un enfoque más relajado y balanceado hacia el tiempo libre y el bienestar familiar, contrastando con el enfoque más competitivo y estructurado de las vacaciones en Estados Unidos.

redacción

dfcsd

2024-07-08T21:12:29Z dg43tfdfdgfd