NUEVE JUEGOS PARA DISFRUTAR EN GALICIA CON NIñOS CUANDO HACE SOL Y BUEN TIEMPO

Nueve juegos para disfrutar en Galicia con niños cuando hace sol y buen tiempo

Los educadores infantiles recomiendan a los padres animar a los más pequeños a salir a la calle y relacionarse con el entorno, y por ello te proponemos varios planes al aire libre

8 de julio 05:00 8 de julio 05:00 Redacción Quincemil

Galicia

La llegada del buen tiempo levanta el ánimo y empuja a uno a salir a tomar el fresco, aunque en Galicia puede llegar a haber más de 20 grados de diferencia entre el norte y el sur. A Coruña, Ferrol y todo el golfo ártabro en este sentido es un lugar envidiable, ya que los termómetros suelen oscilar entre los 18 y los 25 grados.

Con estas temperaturas salir a pasear o hacer deporte no es ningún problema. Y es que lejos de ser perjudicial, los expertos recomiendan aumentar el número de horas que pasamos en el exterior, especialmente en lo que a los niños se refiere.

El uso de pantallas ha crecido mucho en las últimas décadas. Con el avance de las sociedades las necesidades y hábitos de consumo han cambiado. Es algo normal, dicen los expertos, pero es importante también mantener algunas costumbres.

Los educadores infantiles recomiendan a los padres animar a los más pequeños a salir a la calle y relacionarse con el entorno. No hacen falta grandes planes: con una pelota o unas tizas basta. Desde Quincemil proponemos nueve juegos al aire libre para pasar una soleada tarde de verano.

Carrera de sacos

Es un juego de lo más sencillo. Todo lo que necesitas es un saco. Vale cualquier recipiente, por ejemplo una bolsa grande de patatas. El número de participantes es ilimitado, tal y como ocurre en una carrera habitual.

Los jugadores deben colocarse en la línea de salida con las dos piernas metidas en el saco. Las normas son sencillas: deben avanzar dando saltos, no pasos. El ganador es el que llegue primero a la meta sin sacar las piernas del saco. Eso sí, cuidado con no caerse.

Saltos a la comba

Es uno de los juegos tradicionales más viejos que existen. Generalmente, son necesarios tres participantes como mínimo, pero con un poco de ingenio también es posible jugar en pareja. Todo lo que hace falta es atar uno de los extremos de la cuerda a una superficie fija y empezar a darle a la comba. Otra opción, pensada para los más avanzados, es saltar dos personas en una misma cuerda. Y, obviamente, siempre se puede jugar solo.

La parte más característica de este juego es la forma de marcar el ritmo. Lo habitual es hacerlo con canciones. 'Al pasar la barca' y 'El cocherito Leré' son algunas de las más famosas. 

Escondite

Es una de esas actividades que no necesita explicación de cómo se juega. Este juego es conocido en toda España y es uno de los favoritos de los pequeños. Lo importante es la imaginación, buscar un buen sitio en el que esconderse y aguardar el momento justo en el que echar a correr y gritar eso de "por mí". Las tinieblas y el escondite pilla son algunas de sus variaciones

Búsqueda del tesoro

Las yincanas y búsquedas del tesoro pueden ser una opción perfecta para disfrutar del monte y el aire libre. Los más pequeños se lo pasan en grande intentando descifrar dónde está el gran tesoro gracias a las pistas y mapas que les son dados.

Este juego ayuda a la concentración, a la memoria y promueve el pensamiento. 

Pisar la goma

"La goma", "el elástico" o "la liga" son algunos de los nombres que recibe. Este juego tradicional resume la infancia de muchos, ya que multitud de generaciones pasaron horas embobadas con este divertido pasatiempo. 

Consiste en realizar una serie de saltos rítmicos con una goma elástica. Es un juego muy similar a la comba, con la diferencia de que este suele jugarse atado a los tobillos. Lo único que se necesita es una goma elástica, disponible en cualquier mercería. 

Dos personas se atan la goma a los tobillos, mientras el resto de participantes van realizando y repitiendo una coreografía que puede estar acompañada o no de canción. La dificultad aumenta a medida que la goma pasa de los tobillos a la rodilla, cintura...

Una de nuestras propuestas es la siguiente canción: "Chicle más chicle, más chicle americano, que se estira, que se encoge, que se pisa y que se sale".

Gallinita ciega

Suele jugarse en habitaciones pequeñas porque al aire libre se puede volver muy complicado si no se limita el espacio. Sin embargo, eso no significa que no pueda jugarse en el parque. 

Uno de los participantes es la gallina que, con los ojos tapados y después de dar 10 vueltas sobre sí misma, tiene que intentar atrapar a los polluelos (el resto de participantes). Cuando se haga con uno de ellos tiene que adivinar de quién se trata. Si la repuesta es correcta, los papeles se intercambian. 

Mariola

Mariola o rayuela, ¿tú como las llamas? Es un juego popular conocido en toda Europa. De hecho, algunos parques tienen el dibujo ya hecho. En caso de que no tengáis ninguno cerca, podéis pintarlo con una tiza. 

El jugador tira una piedra o chapa a cada uno de los casilleros. Debe hacerlo por orden, primero al 1, luego al 2,3, 4, etc. El objetivo en cada turno es evitar pisar el casillero en el que está la piedra. Si todas las rondas se completan con éxito, los jugadores alcanzarán el cielo (la última casilla). El primero que lo haga, gana. 

Balón prisionero

¿Hartos del fútbol, baloncesto y voleibol? El balón prisionero o brilé puede ser vuestro gran aliado. Este juego es perfecto para grupos de muchas personas, ya que es necesario dividirse en grupos. 

El objetivo es eliminar a los contrincantes dándoles con la pelota. Eso sí, si tu rival es capaz de atraparla con las manos antes de que toque el suelo, serás tú el desterrado al "cementerio". No te preocupes, desde allí también puedes llevar a tu equipo a la victoria confundiendo a tus rivales, concatenando pases con tus compañeros de equipo y, en el momento justo, 'brilando' a los enemigos.

El pañuelo

Es uno de los juegos tradicionales más famosos de España. Hay dos equipos con el mismo número de participantes y cada uno de ellos tiene asignado un número, de forma que siempre hay dos rivales que comparten número.

Los equipos se colocan frente a frente, pero separados por una distancia prudencial, y en el medio de ambos se coloca el jugador que tiene el pañuelo. El jugador debe decir un número al azar y aquellos que lo tengan asignado deben correr a por el pañuelo. El objetivo es alcanzar el pañuelo y huir al campo de tu equipo antes de que te pille el rival. 

© El Español

2024-07-08T05:55:30Z dg43tfdfdgfd